Centro de Interpretación de Cueva de las Manos

Santa Cruz, Argentina


Con el objetivo de preservar el patrimonio natural y difundir la riqueza cultural del país, la Fundación Naturaleza para el Futuro culminó los trabajos de museología, diseño y montaje  de su sexto  centro de interpretación. Esta vez fue en Santa Cruz, donde el arte rupestre resiste en las rocas desde hace más de 9.000 años



La Fundación Naturaleza para el Futuro (FuNaFu) finalizó el trabajo de montaje del Centro de Interpretación en Cueva de las Manos, en el imponente cañadón del Río Pinturas, provincia de Santa Cruz. El objetivo de este nuevo centro de visitantes es difundir el valor cultural del arte rupestre, garantizar un uso que preserve los bienes patrimoniales y responda a las demandas que exige un número cada vez mayor de turistas. El ingenio de los antiguos cazadores recolectores que habitaban la región hace mas de 9000 años, la creatividad de su arte y la perdurabilidad de sus obras en el tiempo, convierten a Cueva de las Manos en un sitio de enorme riqueza cultural y testimonio invaluable de los primeros  pobladores de América del Sur. Por estos motivos, en 1999 la UNESCO lo declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

“La idea surgió de una propuesta de la Asociación Identidad de crear un espacio en el sitio para brindar información al visitante. Esto fue posible gracias a un Subsidio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), otorgado al Proyecto Conservación y Gestión sostenible del Patrimonio Cultural. Cueva de las Manos: 10.000 años de historia en la Patagonia, radicado en el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), institución que está a cargo del manejo del sitio desde 1991.”, 

 

El centro de Interpretación muestra mediante gigantografias y réplicas, la fauna y flora del lugar, el trabajo de los arqueólogos e investigadores, la vida de los cazadores recolectores y las distintas técnicas con las que pintaban las paredes rocosas. También se identifican otros lugares en el mundo donde las pinturas rupestres son atractivos turísticos de alta calidad.

 

La Cueva de las Manos está ubicada en el maravilloso paisaje del cañadón del río Pinturas, cuyo nombre hace clara referencia a las obras rupestres. En sus paredes hay incontables manos pintadas con pigmentos que los antiguos pobladores obtenían de distintos minerales. Su particular técnica aerográfica consistía en apoyar una mano sobre la roca y soplar el pigmento a través de un pequeño hueso tubular o también escupiéndolo con la boca.. Así lograban imprimir sobre la roca los negativos de las manos. Además, hay otras pinturas, que retratan figuras de animales (mayoritariamente guanacos, el principal sustento de los cazadores de la zona), ñandúes, escenas de caza, formas geométricas y humanas.

VER VIDEO DEL CENTRO

Ver video del centro

English Version