Evaluación del Paisaje y Propuesta de Conservación de la Playa “El Doradillo”

 

Introducción

Situada sobre el Golfo Nuevo, a unos escasos 15 km al norte de Puerto Madryn, la playa El Doradillo se extiende desde Punta Arco hasta Cerro Prismático. Esta playa es un paraje de por sí poco común: tiene el enorme atractivo de ser uno de los escasos lugares en el mundo donde se congregan y pueden apreciarse, a pocos metros de la costa, las ballenas francas del sur (Eubalaena australis) durante la temporada de cría y reproducción, entre los meses de mayo y noviembre.

 

Figura 1: Ubicación geográfica de
El Doradillo

Fuente: Elaboración de Fundación Naturaleza para el Futuro a partir de datos de http://logobali.netfirms.com y www.argentinaworld.com.ar


Avistaje de ballenas en playa El Doradillo. Gentileza Diario Madryn

 

La infinita belleza escénica y el privilegio de poder apreciar desde la costa a estos monumentales mamíferos marinos, hacen que anualmente gran cantidad de visitantes nacionales y extranjeros llegan a la playa, existiendo dos estaciones marcadas de alta visitación: una en verano con el atractivo del sol y la playa, y otra en invierno por el avistaje de ballenas.

Todo esto convirtió a la zona de El Doradillo en uno de los lugares de mayor crecimiento en número de visitantes y, evidentemente, una fuente fundamental de recursos locales. De acuerdo con la Secretaría de Turismo de la Provincia del Chubut, los visitantes a la Reserva Península de Valdés fueron 175.630 en 2003 (ver Tabla 1). Si bien no existen datos precisos sobre los visitantes a El Doradillo, podría afirmarse que un porcentaje importante de quienes visitan la Península Valdés visitan o tendrían interés de visitar la zona de El Doradillo por los atractivos que posee.

 

La Problemática

La misma espectacularidad y belleza de paisaje características de la playa y los alrededores, asociada a la presencia de ballenas, generó presiones inmobiliarias que potencialmente amenazaban con afectar el área. Desde el punto de vista de corto plazo, la idea podía dar lugar al desarrollo de un complejo turístico para dar cabida y comodidad a los visitantes y generar ingresos para la zona. Pero, desde el punto de vista de más largo plazo, dicho desarrollo podría poner en riesgo el mantenimiento mismo de la zona con sus características particulares y, consecuentemente, desvalorizar el atractivo fundamental de su majestuosidad natural.

Complementariamente, se destaca que en la playa, sobre la misma porción costera analizada, existía una serie de explotaciones de canteras que para extraer arena y canto rodado desvalorizaron sus condiciones naturales, generando un severo impacto paisajístico que altera profundamente su valor.


Canteras en El Doradillo...

Teniendo en cuenta que ambas situaciones comprometían la oportunidad que presenta el turismo para aquellos lugares que cuentan con una especial belleza escénica o natural, se propuso llevar a cabo una Valoración Económica del Paisaje. El desafío era básicamente conocer si conservar el área en estado natural brindaría más beneficios a la comunidad que los potenciales proyectos inmobiliarios y la continuación de las actividades extractivas.

 

Objetivo del Proyecto

 

El objetivo del estudio de Valoración Económica del Paisaje consistió en:

“Evaluar la importancia y valoración que en términos ecológicos y económicos posee la Playa El Doradillo en su estado actual y un posible desarrollo inmobiliario, tomando en cuenta que la preservación de dichos recursos culturales y naturales puede constituir un enorme potencial como fuente de recursos futuros para las comunidades locales y para el país en general”.

 

Equipo de Trabajo

El estudio de Valoración Económica del Paisaje fue coordinado por la Fundación Patagonia Natural (FPN) y llevado a cabo por un grupo de profesionales de la misma institución, de la Fundación Naturaleza para el Futuro, el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Costa Rica), la Municipalidad de Puerto Madryn y la Dirección de Fauna y Flora Silvestre de la Provincia, debiendo destacarse el constante apoyo de las Secretaría de Turismo y de Ecología de la Municipalidad de Puerto Madryn y la declaración de interés otorgada por el Intendente de la Ciudad de Puerto Madryn y por el Honorable Concejo Deliberante de esa ciudad.

 

Metodología

La metodología aplicada se basó en una evaluación económica de los activos naturales en la zona. En forma resumida, consistió en una valoración física del paisaje, complementada con un estudio de valoración económica del medio y del paisaje, con el cual se analizó el comportamiento de los visitantes ante 2 escenarios posibles: mantener El Doradillo en su estado natural y emprender un desarrollo turístico. Se consideró para el primer escenario la constitución de un área natural protegida (municipal) sobre los terrenos de propiedad municipal, manteniendo las áreas vecinas en condiciones naturales, y para el segundo escenario, la realización de un emprendimiento urbano sobre las áreas vecinas, de propiedad privada.


Visitas a la zona, entrevistas con informantes claves y lectura de la información disponible sobre el área de estudio, formaron parte de los insumos al mismo. Además, dos grupos de encuestas fueron aplicados, uno durante los meses de febrero y marzo del 2000, y otro durante septiembre y octubre del mismo año (ver Tabla 2).


Canteras en El Doradillo...

 

Resultados


Preferencia por mantener El Doradillo como un “activo natural”

La respuesta a favor de mantener El Doradillo como un activo natural fue del 86,2% de los encuestados: el 15,5% en contra, y el 70,7% totalmente en contra. Solamente un 2,4% del total fue indiferente ante cualquier alternativa, y el 11,1% estuvo totalmente de acuerdo y de acuerdo (ver Gráfico 1).


Estos números ponen en evidencia que El Doradillo se considera un activo natural altamente valioso, valorado de esta manera por todo tipo de turista que la visita. Todas las categorías de visitantes prefieren la playa en forma prístina (82.6%), con infraestructura básica mínima (ver Gráfico 2).


Disponibilidad a pagar para mantener la playa en estado natural

Dado que la mayoría de los visitantes a El Doradillo respondían favoreciendo la alternativa de mantener la playa en su estado natural, se les planteó la pregunta de cuánto estarían dispuestos a pagar por entrar al área de playa, por persona por día. El 60,7% de los entrevistados estaba dispuesto a pagar por entrar a la zona, y un 39,3% no.

Del total que estaba dispuesto a pagar, el 14,2% pagaría entre 1 y 2 pesos por cada vez, un 24,4% estaba dispuesto a pagar entre $2 y $5, y un 18,4% estaba dispuesto a pagar entre $5 y $10 en cada ocasión (ver Gráfico 3). Es importante aclarar que al momento de realizar la encuesta, la tasa de cambio entre el dólar y el peso era de 1:1.

Como parte de la evaluación del posible pago a que estaban dispuestos los visitantes de El Doradillo, se preguntó sobre su disposición a pagar si se incorporaran las mejoras sugeridas por ellos mismos. (En cuanto a servicios básicos, estas mejoras estuvieron relacionadas principalmente a la instalación de basureros, la instalación de servicios sanitarios, y la disponibilidad de agua potable, en ese orden de preferencia). En esta ocasión, la negativa al pago fue menor que antes, pues sólo alcanzó el 21.8%. Los diferentes montos de disponibilidad de pago se pueden revisar en el Gráfico 4, donde destaca un 46.5% que pagaría entre 1 y 5 dólares por cada visita por persona.

Disponibilidad de volver a El Doradillo en estado natural o con desarrollo inmobiliario

Para conocer la preferencia de los visitantes respecto al estado futuro de El Doradillo, también se les preguntó si estarían dispuestos a volver si se construyera un desarrollo turístico. Las respuestas en contra representaron el 35,3%, y poco dispuestos a volver el 31%. Cuando se les interrogó sobre su disposición a volver si El Doradillo se mantuviera en su estado natural, el 89,5% manifestó estar “muy dispuesto” a volver y el 8,7% dispuesto a volver (ver Gráfico 5)


Preferencia para la administración de los fondos de entrada a El Doradillo

En el caso hipotético que se cobrara una entrada para la zona de El Doradillo y/o se cobrara la cuota anual para mantenimiento de dicha zona, se intentó averiguar cuál sería la preferencia para la administración de los fondos y el área.  Esta misma pregunta fue planteada a los encuestados, sugiriéndoles las siguientes alternativas de administración: una organización no gubernamental (ONG), la Municipalidad, la Provincia, en forma mixta, la preferencia de no pagar y otros.  La respuesta a esta pregunta apoyó mayoritariamente la idea que una ONG sea la que administre los fondos, al acumular un 47,9% del total encuestado, siguiendo en segundo lugar la municipalidad con un 20% y una alternativa mixta en tercer lugar, con un 12,1% del total (ver Gráfico 6)

 

Declaración como Paisaje Protegido

La Valoración Económica permitió afirmar que, de acuerdo con la opinión pública local y las preferencias expresadas por los visitantes tanto locales como turistas nacionales y extranjeros, existe viabilidad política, económica, social y ecológica para la creación de un Área Protegida para la zona. Se concluyó así que lo más conveniente era preservar a El Doradillo en condición de activo natural.


Efectivamente, luego de dos años de trabajo, el Concejo Deliberante de Puerto Madryn resolvió, por unanimidad, la creación del área protegida El Doradillo, sancionándose en el año 2001 la Ordenanza 4.263 que declara a El Doradillo como Paisaje Terrestre y Marino Protegido. Esta ordenanza tiene por objetivo mantener las condiciones del paisaje actual, permitiendo continuar con las actividades rurales, y limita los desarrollos que no se adecuen al paisaje, prohibiendo los carteles y los cables. Además, el texto de la norma prevé contar con un plan de manejo en 180 días, que aún no se ha implementado.


Majestuosidad del Paisaje Protegido El Doradillo

 

El Doradillo, aún Bajo Amenaza

Resulta lamentable que casi 4 años después de sancionada la Ordenanza 4.263, El Doradillo siga soportando la explotación de canteras de extracción de arena y de canto rodado. Dicha norma impide la realización de actividades que puedan ocasionar un daño temporal o permanente al ambiente, en lo referente a calidad del aire, suelo, agua, la flora y la fauna, o al paisaje. De modo expreso, la ordenanza que creó el área prohibió la actividad de las canteras de arena y canto rodado que durante años destrozaron las áreas costeras donde, paradójicamente, pueden observarse los gigantescos cetáceos desde la playa.


Canteras en El Doradillo...

El conflicto se vincula al interés de extraer material de las canteras para importantes obras de empresas locales. Luego de varias décadas de un incesante proceso de extracción y de destrucción de varias playas, las concesiones se encuentran vencidas y no resulta válido argumentar que no existe otro lugar para conseguir este material, porque se trata de arena y canto rodado que bien puede extraerse de otras canteras sin afectar un patrimonio que cada vez resultará más valioso por sus condiciones naturales. La continuación de esta actividad no sólo representa una política errónea que olvida considerar el valor social, natural y económico de un espacio de recreación, sino un privilegio a ciertos sectores a costa de toda la sociedad. No se trata de una playa aislada sino de un lugar único en el mundo.


... y más canteras en El Doradillo

La extracción de material de tercera categoría, utilizado para la construcción, debe realizarse en lugares adecuados y no destruyendo la calidad escénica de un área protegida que constituye un orgullo para la ciudad. Cada camión de arena que se retira de El Doradillo representa un nuevo impacto, que deja huellas permanentes en las playas y desvaloriza un patrimonio que constituye no sólo un especial sitio de recreación sino una fuente de recursos genuinos para los ciudadanos. Una simple visita permite apreciar la desvalorización que ya ha sufrido el lugar y las penosas consecuencias de una actividad que benefició a muy pocos y que en algunos casos transformó el sitio en un planchón de basalto de imposible recuperación.


Sin duda se están violando, entre otras normas, derechos constitucionales de todos los habitantes: el de gozar de un ambiente sano, al desarrollo sostenible, y la obligación de recomponer el daño ambiental generado. Se está incumpliendo de modo grave con el deber de las autoridades de proteger los derechos mencionados y de preservar la integridad y diversidad natural y cultural del medio.


Es necesario tomar medidas inmediatas contra cualquier actividad de extracción de material de las playas por ser, a partir de la finalización de las concesiones, ilegal, y por destruir una fuente de esenciales recursos de la ciudad. Junto a ello es necesario que, de acuerdo a lo que establece el ordenamiento minero, las empresas que han explotado las canteras procedan al inmediato desmantelamiento de las construcciones que podrían dar lugar al establecimiento de personas en el lugar y a la recomposición de los daños producidos en el área, de modo de evitar que sus ganancias hayan sido a costa del frágil pero valioso capital natural de la comunidad de Puerto Madryn.

 


Visitantes disfrutando de los gigantescos cetáceos en El Doradillo

Equipo de trabajo

Director Ejecutivo: Luis Castelli


Entidades  participantes

Fundación Patagonia Natural (FPN)

Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Costa Rica)

Municipalidad de Puerto Madryn

Dirección de Fauna y Flora Silvestre de la Provincia de Chubut

Secretaría de Turismo y de Ecología de la Municipalidad de Puerto Madryn