Planificación turística en los Esteros del Iberá

 

Desde el mes de Diciembre del 2003 y hasta Diciembre del 2005 , la Fundación Naturaleza para el Futuro trabajó dentro del proyecto GEF/PNUD ARG/02/G35, de desarrollo sustentable en los Esteros del Iberá. Dicho proyecto fue coordinado por la Fundación Ecos Corrientes con fondos provenientes del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), y tuvo como objetivo desarrollar e implementar un plan de manejo sustentable que posibilite el desarrollo económico de la región y de las comunidades que se encuentran dentro de esta, sin poner en riesgo la reserva natural de los Esteros.


El objetivo de la Fundación Naturaleza para el Futuro, en el marco de este proyecto, fue analizar la situación actual del Ecoturismo en la reserva, evaluar sus atractivos y potencialidades, para poder proponer posteriormente las pautas a incorporar en el programa de uso publico del plan de manejo.

 

El Ecoturismo

 

Se ha constituido en una actividad económica importante en las áreas naturales de todo el mundo. Otorga oportunidades para que los turistas perciban las manifestaciones de la naturaleza y la cultura y aprendan acerca de la importancia de la conservación de la biodiversidad y de las culturas locales. Al mismo tiempo, se ha convertido en una herramienta para el desarrollo sostenible, en la medida que genera ingresos para la conservación y beneficios económicos para las comunidades que viven en áreas remotas donde difícilmente otra actividad pueda ofrecer tantas oportunidades.

 

Objetivos del ecoturismo

 

  1. Bajo impacto sobre los recursos naturales.
  2. Involucrar a todos los actores en las fases de planificación, desarrollo, implementación y control de impactos.
  3. Respetar las culturas y tradiciones locales.
  4. Generar ingresos sostenibles para las comunidades locales y los demás integrantes de la cadena de valor.
  5. Generar ingresos para la conservación de las áreas protegidas.
  6. Ser un instrumento para la Educación en cuanto a la importancia de la conservación.

 

Desarrollo del Proyecto

Los pasos que se siguieron a fin de poder desarrollar la evaluación ecoturística de la reserva Iberá, comprendieron un trabajo de campo, que abarcó diferentes pasos:

 

  1. Métodos para involucrar a las comunidades locales.

 

El involucramiento de los diferentes actores y comunidades fue uno de los objetivos primordiales del proyecto dado que el desarrollo de la planificación ecoturística es un proceso participativo donde se atiende a las inquietudes tanto de los operadores turísticos como de los habitantes de la región que no están relacionados directamente con la actividad turística. Por tanto, se hizo necesario involucrar en este proceso de participación a todos los actores primarios, incluyendo a la comunidad local, la industria del turismo y el gobierno en el desarrollo e implementación de planes de turismo, para incrementar las probabilidades de éxito a largo plazo.

Con este motivo, se desarrolló una serie de talleres a los cuales se invitó a las comunidades, a los restantes equipos de trabajo involucrados en el plan de manejo, y a las distintas autoridades provinciales y nacionales interesadas.

En dichos talleres se habló sobre diversos temas relacionados con el ecoturismo, conservación y protección de paisajes. Algunos de los temas más destacados fueron un acercamiento a la Interpretación ambiental, Capacidad de carga de la laguna Iberá y Carlos Pellegrini y Calidad de la visita, entre otros.


  1. Inventario de atractivos

Todo inventario debe ser tan completo y detallado como sea posible y deberá realizarse de manera sistemática y categorizada. Un inventario ecoturístico no deberá confundirse con un listado exhaustivo de todos los atractivos naturales y monumentos culturales o históricos de una localidad determinada. El inventario de atractivos ecoturísticos debe entenderse como una descripción ordenada y calificada de aquellos elementos que constituyen las principales atracciones y objetos de interés para los ecoturistas. Así mismo, el número de atractivos relevados estará en relación directa con el tiempo de permanencia del equipo en la zona y la movilidad a su disposición.

De manera general los atractivos pueden ser clasificados en focales y complementarios. Los focales son aquellos rasgos intrínsecos de singularidad que mejor caracterizan a dicho sitio o región y el motivo fundamental por el cual los ecoturistas querrán visitarlo. Los complementarios constituyen motivos de interés adicional y valor agregado para el ecoturista, contribuyendo a una experiencia turística de mayor riqueza y diversidad al inducir al visitante a que permanezca mayor tiempo en el área.

También pueden contribuir a evitar concentraciones excesivas de turistas en un sólo lugar y a un mismo tiempo, al propiciar el desplazamiento de los visitantes por diversos sitios del área correspondiente.

Tanto los atractivos focales como los complementarios pueden ser existenteso potenciales(en el caso de que actualmente no se encuentren accesibles).

Dada esta clasificación general de los atractivos y luego de un análisis de los mismos y del interés que atrae a los turistas a la zona, el equipo determinó que los atractivos ecoturísticos focales del área en cuestión son los naturales. Los atractivos patrimoniales y culturales, dada la importancia que las comunidades le otorgan a estos, la carencia de información sobre los mismos y las condiciones en que se encuentran, quedan en un lugar secundario y son clasificados dentro de los atractivos complementarios.

Aunque la jerarquización de los atractivos ecoturísticos es, en última instancia, subjetiva y por tanto puede variar dependiendo del interés, la educación y la inclinación de cada visitante, debe realizarse un esfuerzo por identificar, analizar y clasificar de manera sistemática los atractivos ecoturísticos del sitio o región correspondiente, tanto los focales como los complementarios. Debe tenerse en cuenta que la parte medular de información y promoción ecoturística deberá basarse en los atractivos focales.

Para la confección de los inventarios de atractivos se han separado en tres categorías: Naturales, Patrimoniales y Culturales. Para cada recurso, se elaboró una ficha conteniendo la información que se considera más relevante.

 

  1. Análisis del sitio y la infraestructura

Teniendo ahora una idea de cuáles son los principales atractivos de nuestra área destino, podemos pasar a realizar un análisis más detallado de cómo pueden acceder los turistas a ellos y al área en general. La simple existencia de atractivos no garantiza la visita de turistas; la accesibilidad es una variable crítica. Por lo tanto, factores como accesibilidad por caminos, servicios de transporte, disponibilidad de servicios públicos, son importantes para lograr el desarrollo de un destino turístico.

 

  1. Análisis de la demanda, oferta y competencia del mercado

 

Es importante que obtengamos una comprensión de la economía de turismo local y cómo está funcionando. Para esto es necesario analizar la existencia de una demanda actual y potencial de nuevos productos ecoturísticos en el área, determinando cuáles y cuán grandes son sus mercados, y apuntando a ellos en cuanto al desarrollo del producto, diseño de facilidades y planes de uso para las visitas. Esto le permitirá al equipo identificar nuevos productos que podrían darle un valor agregado al área destino y ayudará a asegurar la competitividad de los nuevos conceptos dentro de la industria de turismo global. Para lograr esto, debemos investigar la existencia de empresas que estén proveyendo servicios turísticos y aquellos sitios que son de competencia potencial.

 

  1. Análisis del impacto ambiental

 

Antes de que un área destino esté lista para proceder con un proyecto determinado, es menester determinar los efectos ambientales que este podría acarrear.

El ecoturismo puede ayudar a los miembros de un ecosistema rico en biodiversidad a mejorar su calidad de vida, como también motivar a la población local a que conserve su patrimonio natural y cultural. Sin embargo, una planificación pobre, o un crecimiento explosivo de turismo, pueden socavar los recursos naturales y la infraestructura de la comunidad.

En esta etapa, no se llevará a cabo una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) completa en pro de satisfacer algún requisito legal. Se realizará un proceso más general, considerando la variedad de tipos de posibles impactos que el proyecto propuesto podrían llegar a tener sobre el ambiente, para emitir un juicio acerca de su compatibilidad ambiental básica. Estos impactos serán considerados negativos o costos, como también positivos o beneficios. Este análisis costo-beneficio guiará la decisión de proceder, cancelar, o proceder con modificaciones. Luego, si la decisión es de proceder, será necesario llevar a cabo una EIA durante la fase de desarrollo del proyecto.

La meta del equipo con este informe es juntar la mejor información posible y hacer estimaciones preliminares sobre la relación costo-beneficio ambiental. Al igual que en las evaluaciones de impacto social y económico, la EIA combinará el análisis objetivo de datos cuantitativos como contaminación atmosférica o hídrica, y una evaluación cualitativa de factores más subjetivos como estética paisajística.

 

  1. Análisis del impacto económico

Una de las motivaciones primarias para que un destino desarrolle el turismo es aumentar o diversificar sus actividades económicas. El turismo es percibido frecuentemente como una fuerza catalítica para la generación de insumos e impuestos y la generación de empleo en la economía local. El turismo puede proveer beneficios económicos en muchos sectores de la economía, beneficios que deben ser comparados a los cambios sociales, culturales y ambientales que el turismo pueda traer aparejado, en pro de juzgar su aceptabilidad para los esfuerzos de desarrollos económicos en el área destino.

 

Por este motivo, políticos, planificadores y residentes locales quieren saber cuán importante es el turismo para su destino. Una evaluación de impacto económico es un instrumento necesario para un área destino en cuanto a la determinación de aquello que es más efectivo económicamente, considerando las metas para el ingreso de residentes, distribución de beneficios y costos, impactos fiscales y beneficios en el tiempo. El estudio no tiene la última palabra en cuanto a la decisión particular a ser tomada; simplemente presenta las alternativas y sus correspondientes efectos. El motivo de una evaluación económica es situar problemas prácticos en una perspectiva real para el proceso público de toma de decisiones. La manera de llevar a cabo tal estudio dependerá de la situación, área destino, y el juicio del analista.

 

Equipo Técnico

Luis Castelli
Oscar Iriani
Ernesto Gallelli
Paul Shaw
Fernando Laprovitta

Contacto: ecoturismo@naturalezaparaelfuturo.org